Profundidad de campo

Sunday, September 30, 2007

La sonda espacial Cassini ha capturado esta imagen en perspectiva del sistema de Saturno, en la que podemos apreciar las distancias entre dos de sus lunas, Rhea y Prometheus. Rhea (1,528 kilómetros de diámetro) aparece en primer plano, mientras que Prometheus (102 kilómetros de diámetro) es apenas visible cerca de los anillos, en la parte derecha de la imagen, aproximadamente 400,000 kilómetros más allá de Rhea. Las nubes más de Saturno están aproximadamente 80,000 kilómetros más lejos todavía.

Esta vista de Saturno, contempla el lado no iluminado de los anillos y se sitúa menos de un grado encima del plano de los anillos. La imagen fue obtenida con la cámara gran angular de la nave espacial Cassini el 13 de agosto de 2007, a una distancia de aproximadamente 4.1 millones de kilómetros de Saturno. La escala de la imagen es de 24 kilómetros por pixel sobre Saturno y 21 kilómetros por pixel sobre Rhea.

La misión Cassini-Huygens es un proyecto cooperativo de la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Italiana (ASI). El Laboratorio de Propulsión a Chorro, una división del Instituto de Tecnología de California, dirige la misión para la Dirección de Misión de Ciencia de la NASA en Washington, D.C. El orbitador Cassini y sus dos cámaras abordo fueron diseñadas, desarrollados y montadas en JPL. El centro de operaciones de las imágenes se encuentra en el Space Science Institute en Boulder, Colo.

Imagen propiedad: NASA/JPL/Space Science Institute

Fuente: NASA

Cometa periódico P/2007 R5 (SOHO)

Saturday, September 29, 2007

Descubrir otro cometa no tiene nada de novedoso para el Observatorio Solar y Heliosférico (SOHO, Solar and Heliospheric Observatory) de la ESA, puesto que ya ha localizado más de 1.350. Sin embargo, el último cometa de SOHO, descubierto por el coronógrafo LASCO, es un poco distinto, puesto que SOHO ya lo había ‘descubierto’ dos veces con anterioridad.

Por primera vez durante la misión, SOHO ha descubierto un fenómeno un tanto infrecuente, un cometa periódico (es decir, que regresa cada cierto tiempo). Si bien se cree que muchos de los cometas descubiertos por SOHO son periódicos, éste es el primero de que se tiene constancia y que se ha declarado oficialmente como tal.

Los astrónomos han visto miles de cometas, pero sólo han clasificado como periódicos a unos 190. Muchos más se proponen como periódicos, pero sólo obtienen clasificación oficial cuando se les ve describir su órbita alrededor del Sol más de dos veces y tienen periodos orbitales de menos de doscientos años. El cometa periódico más famoso es el Halley, que regresa a la Tierra cada 76 años y cuyo último paso cerca del Sol se registró en 1986.

SOHO describe una órbita mucho más pequeña, ya que tarda unos cuatro años en dar una vuelta alrededor del Sol. Se observó por primera vez en septiembre de 1999, y nuevamente en septiembre de 2003. En 2005, el estudiante alemán de doctorado Sebastian Hoenig comprendió que la órbita de los dos cometas era tan parecida que podría tratarse en realidad del mismo objeto. Para demostrar su teoría, calculó una órbita combinada del cometa, de la que dedujo que regresaría el 11 de septiembre de 2007. La predicción de Sebastian fue absolutamente precisa: el cometa reapareció en la cámara LASCO de SOHO con gran puntualidad, por lo que ha recibido la designación oficial de P/2007 R5 (SOHO).

Extraño, ya que el objeto no tiene exactamente aspecto de cometa. No posee una cola o coma visible formada por polvo y gas. Al principio, los científicos se preguntaron si no se trataría de un asteroide, es decir, un trozo de roca espacial en lugar de un resto de hielo espacial. No obstante, P/2007 R5 (SOHO) sí mostraba algunas de las características de los cometas. Al pasar a 7,9 millones de kilómetros del Sol, en torno a un 5% de la distancia de la Tierra al Sol, observaron que su brillo aumentaba en un factor aproximado de un millón. Esto es algo habitual en un cometa.

De modo que P/2007 R5 (SOHO) parece comportarse como un cometa, aunque no tenga aspecto de tal. “Tal vez se trate del núcleo de algún cometa extinto”, aventura Karl Battams, responsable del programa de descubrimiento de cometas de SOHO. Los cometas extintos son aquellos que han expulsado la mayor parte de su hielo volátil y ya no retienen el suficiente como para formar una cola o coma. Existe la teoría de que son objetos habituales entre los cuerpos celestes que giran cerca del Sol.

Imágenes propiedad: ESA

Fuente: ESA

Proyecto Don Quijote

Friday, September 21, 2007

De vez en cuando una roca espacial llama la atención de los medios de comunicación. Asteroides amenazantes que pasan a toda velocidad casi rozando la Tierra, bolas de fuego en el cielo que ven cientos de personas y cráteres misteriosos que pueden haber sido causados por el impacto de un meteorito, son sólo unos ejemplos de cuestiones, que dan la oportunidad a que la ESA resuelva a través de posibles misiones, como por ejemplo el proyecto Don Quijote, que está actualmente en estudio.

La incertidumbre entorno a si un meteorito ha impactado recientemente en Perú, muestra la importancia de saber más acerca de estos "residuos espaciales" naturales y de sus trayectorias. La ESA siempre ha mostrado su interés por ayudar a cubrir esta necesidad, y ha llevado a cabo una serie de estudios sobre cómo hacerlo.

Estos trabajos sugieren que, por ahora, son probablemente los fragmentos pequeños de roca, concretamente los de hasta unos pocos cientos de metros de diámetro, los que más nos deben preocupar. La mayor parte de los objetos de grandes dimensiones, de más de un kilómetro de diámetro, están actualmente siendo catalogados por una red mundial de astrónomos. Hay también en marcha un proyecto en el que varios telescopios basados en tierra "barren" el cielo con el objetivo de detectar, antes del año 2020, hasta el 90% de los objetos cercanos a la Tierra de más de 140 metros. Sólo después sabremos si serán necesarios telescopios espaciales para encontrar los objetos más pequeños.

Parte del problema con estos pequeños trozos de roca es fijar su órbita. Desde la Tierra es muy difícil, a veces incluso imposible, determinar su trayectoria con suficiente precisión como para descartar un posible impacto contra nuestro planeta en el futuro. Por lo pronto la ESA se ha concentrado en una misión capaz tanto de poner ‘en el punto de mira’ a los asteroides pequeños como de evaluar en qué estado se encuentra la tecnología hoy disponible. El estudio de la misión Don Quijote muestra un proyecto en dos fases. En la primera, un satélite irá al encuentro de un asteroide y se colocará en órbita alrededor de éste, monitorizando durante varios meses su posición, forma, masa, y campo gravitatorio.

Durante la segunda etapa otro satélite impactará contra el asteroide a una velocidad de unos 10 kilómetros por segundo. Mientras tanto, el primer satélite observará cualquier cambio en la trayectoria del asteroide. Será la primera vez que se consiga realmente mover un asteroide gracias a los dos satélites.

Don Quijote es un estudio de una posible misión pequeña para asteroides pequeños. Tal como está diseñado actualmente, el primer satélite, llamado ‘Sancho’, podría alcanzar cualquiera de los 5 ó 6 pequeños asteroides próximos. Todos ellos miden menos de unos pocos cientos de metros de diámetro. De momento los jefes del proyecto han decidido concentrarse en Apophis, un asteroide pequeño que podría acercarse peligrosamente a la Tierra en una de sus órbitas entorno al Sol.

De convertirse en realidad, la misión Don Quijote podría ser lanzada a principios de la próxima década. Sancho tardaría unos 25 meses en alcanzar su destino. Una vez allí empezaría su rompedora investigación –tanto en sentido literal como metafórico-.

“El objetivo es que la tecnología esté lista antes de que la necesitemos realmente” dice Ian Carnelli, Técnico de la ESA responsable del estudio de la misión Don Quijote.

En 1908, un asteroide de 20 metros impactó en el bosque de Tunguska, en Siberia, arrasando 2000 kilómetros cuadrados de terreno despoblado. Los científicos estiman que el impacto de estos meteoritos ocurren aproximadamente cada 150 años. El año que viene habrán transcurrido 100 años desde este impacto; un aniversario que nos recordará de nuevo que necesitamos saber más sobre los asteroides para defendernos de ellos, incluso de los más pequeños.

Imágenes propiedad: ESA - AOES Medialab

Fuente: ESA

Corona Austral: estrellas vecinas en formación

Monday, September 17, 2007

Aunque no es tan conocido como la nebulosa de Orión, su primo en formación de estrellas, la región de Corona Australis, en cuyo corazón se encuentra el cúmulo de estrellas conocido como la Corona, es una de las regiones más cercanas y más activas de formación de estrellas en curso. La Corona está localizada a unos 420 años luz de distancia, tres veces más cerca que la nebulosa de Orión a la Tierra.

La Corona contiene un pequeño cúmulo, de unas docenas de estrellas jóvenes, con una amplia gama de masas y en varias etapas de evolución, permitiendo así a los astrónomos una oportunidad de observar "protoestrellas" simultáneamente en varias longitudes de onda.

Esta imagen es una composición de la Corona en rayos X, obtenida con el telescopio espacial de rayos x Chandra (color púrpura en la imagen) y el telescopio espacial infrarrojo Spitzer (naranja, verde, y cian). La imagen del Spitzer muestra estrellas jóvenes y una emisión difusa de polvo. En los datos del Chandra, muchas de estas estrellas jóvenes aparecen como objetos azules, revelando su fuente de rayos X de gran energía.

También desvela gran cantidad de nubes oscuras de polvo y gas en la región. La razón del aspecto azul en la composición es porque los rayos X de baja energía, que son representados como rojo y verde, son absorbidos por este velo de material y de ahí que no pueden ser vistos.

Los datos Chandra también apoyan la teoría de que los rayos X de las estrellas muy jóvenes son generados en gran parte por la actividad magnética en las atmósferas externas. Debido a la multitud de estrellas jóvenes, en etapas de vida diferentes en la Corona, los astrónomos pueden utilizar estos datos para conocer los detalles, de como se desarrollan las estrellas más jóvenes.

Imagen propiedad: NASA/CXC/CfA/J. Forbrich; Infrared: NASA/Spitzer/CfA/L. Allen

Fuente: NASA

Galaxias en rayos x

Friday, September 14, 2007

A menudo la investigación astronómica parece concentrarse en lo más lejano y/o lo más débil. ¿Y qué hay de la parte del universo que nos toca más de cerca, en el espacio y en el tiempo? ¿Qué pasa, por ejemplo, con las galaxias más próximas?

A ellas, y a los datos recogidos sobre ellas por los telescopios espaciales de rayos X -como XMM-Newton, de la ESA- estuvo dedicado un congreso celebrado la semana pasada en el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC), en Villafranca del Castillo (Madrid). Se discutió entre otras cosas la existencia de agujeros negros de masa intermedia, una controvertida hipótesis que pierde fuerza.

El telescopio de rayos X de la ESA, XMM-Newton, y su equivalente de la NASA, Chandra, llevan en órbita más de cinco años y han producido ya gran cantidad de datos sobre galaxias próximas. Son estudios muy útiles también para entender mejor la emisión de rayos X de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea -la más difícil de estudiar precisamente porque estamos dentro-, y la de galaxias más lejanas. “Estas observaciones nos permiten comparar, y nos dan así un nuevo enfoque para estudiar la evolución de las galaxias”, explica Matthias Ehle, miembro del equipo de XMM-Newton y organizador científico del congreso junto a Wolfgang Pietsch, del Instituto Max Planck en Garching, Alemania.

En el congreso “Rayos X de galaxias próximas” (ESAC, 5-7 de Septiembre) se revisaron los resultados más recientes en este campo, así como los principales problemas por resolver. Uno de estos problemas es descubrir qué son algunas fuentes de rayos X excepcionalmente brillantes –llamadas Fuentes Ultraluminosas de Rayos X, ULXs en sus siglas en inglés- que se observan en galaxias próximas. “Una hipótesis es que se trate de agujeros negros de masa intermedia, agujeros negros de unos cuantos miles de masas solares (frente a los miles de millones de masas solares de los agujeros negros que ocupan el centro de las galaxias, o los también comunes agujeros negros de masas estelares). En el congreso se presentaron explicaciones alternativas muy sólidas, como que las ULXs son agujeros negros normales, de masas estelares, en sistemas binarios que simplemente pasan por una etapa muy activa”.

Otro problema importante es hallar qué tipos de objetos, y en qué porcentaje, están contribuyendo a la luminosidad total de rayos X de las galaxias, y también la evolución de estos componentes respecto a las galaxias que los albergan.

Y otra muy debatida cuestión tiene que ver con un viejo problema de la astronomía de rayos X: el origen de la emisión difusa de rayos X en los discos y halos de las galaxias. ¿Cuánto de esta emisión se debe a fuentes concretas y cuánto al gas caliente interestelar (que está a millones de grados de temperatura)? Según Mike Revnivtsev, del Instituto Max Plank en Garching (Alemania) y IKI de Rusia, es la emisión de fuentes concretas la más importante.

El congreso pretendía además “estimular nuevas ideas" sobre cómo usar los telescopios de rayos X que existen hoy para abordar estos problemas, explicó Stefania Carpano, miembro del comité organizador e investigadora en ESAC. Se discutió también cómo debería ser la próxima generación de misiones espaciales de rayos X.

Imágenes propiedad: W. Pietsch (MPE Garching, Germany), ESA/XMM Newton

Fuente: ESA

Telescopio AKARI observa la galaxia M101

Tuesday, September 11, 2007

M101 es una galaxia espiral de 170000 años luz de diámetro. Con las nuevas observaciones del telescopio AKARI es posible diferenciar poblaciones de estrellas a través de los brazos espirales de la galaxia. Toyoaki Suzuki de la Universidad de Tokio condujo las observaciones de M101 con AKARI, realizadas en cuatro longitudes de onda infrarrojas (65, 90, 140, y 160 micrómetros) a través dek instrumento de infrarrojo lejano denomimado FIS .

Muchas estrellas jóvenes de alta temperatura pueblan los brazos espirales de M1o1, revelando áreas de formación de estrellas que calientan el polvo interestelar. Esto hace que la galaxia brille en longitudes de onda más cortas que la infrarroja. Por el contrario las longitudes de onda más largas muestran las zonas donde el polvo está "frío". Estrellas normales, típicamente como nuestro propio Sol, calientan este polvo.

Los datos del instrumento FIS fueron comparados con una imagen de M101 en luz visible y ultravioleta. Esta comparación muestra que el polvo caliente es distribuido a lo largo de los brazos espirales, con muchos puntos calientes localizados a lo largo del borde externo de la galaxia. Estas manchas corresponden a regiones gigantescas donde se están formando estrellas. Esto es insólito porque la formación de estrellas es generalmente más activa en las partes centrales de galaxias espirales.

Las evidencias halladas en M101 indican que experimentó un encuentro cercano con una galaxia compañera en el pasado, expulsando hacia el exterior el gas de la compañera. El gas ahora cae en el borde externo de M101, a una velocidad de aproximadamente 150 kilómetros/s, provocando la formación de estrella activas.

Imagen propiedad: JAXA, visible (green): the National Geographic Society, far-ultraviolet (cyan): GALEX/NASA

Fuente: ESA

Telescopio Herschel de la ESA

Friday, September 7, 2007

Para finales de 2007 se habrá completado el montaje del telescopio espacial de infrarrojo lejano de la ESA Herschel, que estudiará la formación y evolución de las estrellas y las galaxias. La misión Herschel, equipada con el mayor telescopio jamás lanzado al espacio (con un espejo primario de 3,5 metros de diámetro), pondrá a disposición de los astrónomos la mejor herramienta existente para explorar el universo en longitudes de onda de infrarrojo lejano y submilimétricas.

Analizando la luz en estas longitudes de onda los científicos pueden ver el universo ‘frío’. Herschel les proporcionará una visión sin precedentes, permitiéndoles profundizar en las regiones de formación estelar, centros galácticos y sistemas planetarios.

Para lograr sus objetivos y ser capaz de detectar la débil radiación procedente de los objetos más fríos del cosmos, de otra manera ‘invisibles’, los detectores de Herschel deben operar a temperaturas muy bajas y estables. El satélite lleva a bordo el equipamiento necesario para enfriar los detectores casi hasta el cero absoluto de temperatura (-273.15 ºC), en concreto desde -271 ºC a apenas unas décimas de grado por encima del cero absoluto. Sólo esto se considera ya un logro para la industria y la ciencia europeas.

La integración final de los varios componentes del satélite Herschel –módulo de carga útil; criostato; módulo de servicio; telescopio; y paneles solares- se completará en los próximos meses. Tras esta fase se realizará una serie de pruebas que dejarán al satélite listo para su lanzamiento a finales de julio de 2008.

Herschel será lanzado al espacio en un cohete Ariane 5 ECA. El lanzamiento será compartido con Planck, la misión de la ESA para estudiar la radiación fósil del Big Bang.

Imagen propiedad: ESA/AOES Medialab

Fuente y más información: ESA

La ISS vista desde el Endeavour

Tuesday, September 4, 2007

Entre el horizonte de la Tierra y la oscuridad de espacio, aparece la Estación Espacial Internacional (ISS) en esta espectacular fotografía capturada por el transbordador espacial Endeavour, mientras se alejaba de la estación rumbo a la Tierra. Antes de abandonar la ISS, los astronautas de la misión espacial STS 118 y la Expedición 15 concluyeron casi nueve días de trabajo cooperando a bordo de la lanzadera y de la estación.

El transboradador Endeavour emprendió el camino de regreso a la Tierra a las 6:56 de la mañana (CDT) el 19 de agosto de 2007. En la parte inferior de la imagen puede observarse Italia.

Imagen propiedad: NASA

Fuente: NASA

Video de la Luna en cuarto creciente

Saturday, September 1, 2007



Este es un video de la Luna en cuarto creciente, realizado con mi telescopio reflector newton de 114 mm de abertura y una cámara digital de 2.0 megapíxels acoplada al telescopio. El video está grabado hace unos días en el presente mes de agosto y en el podemos observar algunos de los accidentes geográficos mas significativos de la Luna como son los cráteres y los mares. En la zona inferior y en primer plano observamos el Mare Imbrium en cuyo borde se encuentra el cráter Plato, del mismo tono oscuro y de forma plana en su interior, mientras que en la zona derecha de Mare Imbrium podemos observar la cadena montañosa de los Alpes.

Otros dos grandes cráteres pueden observarse en el vídeo, el primero cuando sube la imagen, es el cráter Copérnicus de 93 kilómetros de diámetro y más arriba se puede observar el cráter Tycho, cerca del polo sur de la Luna, con 102 kilómetros de diámetro y que se encuentra rodeado de otros grandes cráteres.

Video propiedad: Autor

Fans Facebook

Astrofotos on Facebook