Tres lunas de Saturno

Tuesday, October 30, 2007

Tres de las lunas de Saturno surgen en esta imagen captada por la sonda espacial Cassini de la NASA, alrededor de los helados anillos del planeta.

Mimas (397 kilómetros, de diámetro) cuelga en lo alto de la imagen, con su gran cráter Herschel a la vista; Pandora (84 kilómetros,) aparece fuera del anillo F en el la zona derecha; y centrado entre en anillo F y los anillos inferiores surge Atlas (32 kilómetros) en un tono más oscuro.

Esta vista de los anillos de Saturno contempla el lado iluminado de los anillos por el Sol y se sitúa aproximadamente 5 grados debajo del plano de los anillos.

La imagen fue obtenida en luz visible con la cámara gran angular de la nave espacial Cassini el 19 de septiembre de 2007. La imagen fue adquirida a una distancia de aproximadamente 3.2 millones de kilómetros de Mimas, sobre el cual, la escala de la imagen es de 19 kilómetros por píxel.

La misión Cassini-Huygens es un proyecto cooperativo de la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Italiana (ASI). El Laboratorio de Propulsión a Chorro, una división del Instituto de Tecnología de California, dirige la misión para la Dirección de Misión de Ciencia de la NASA en Washington, D.C. El orbitador Cassini y sus dos cámaras abordo fueron diseñadas, desarrollados y montadas en JPL. El centro de operaciones de las imágenes se encuentra en el Space Science Institute en Boulder, Colo.

Imagen propiedad: NASA/JPL/Space Science Institute

Fuente: NASA

Misión STS-120: Discovery

Thursday, October 25, 2007

El transbordador espacial Discovery despegó el pasado martes desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Cabo Cañaveral, Florida, a las 11.38 hora local (17.38 CEST) y se situó en la órbita terrestre tras casi 8 minutos de vuelo propulsado. Para la misión espacial STS-120, la tercera que el transbordador lleva a cabo este año, el Discovery lleva a bordo siete tripulantes, entre ellos el astronauta de la ESA Paolo Nespoli, procedente de Italia. En la zona de carga del transbordador se encuentra el módulo Node 2, el primero construido por Europa para su acoplamiento permanente a la estación.

El primer día en el espacio se dedicará a una serie de comprobaciones en vuelo para constatar que el Discovery no haya sufrido daños en el lanzamiento. A continuación, el orbitador maniobrará para ir al encuentro de la Estación Espacial Internacional (ISS). Está previsto que el acoplamiento se lleve a cabo el 25 de octubre a las 14.33 CEST.

El objetivo de la misión STS-120, que durará 14 días , es el suministro y la instalación del Node 2, construido por Italia. El Node 2 es la primera elemento que se añade a la ISS en los últimos 6 años que agranda el espacio vital y de trabajo de la Estación La segunda tarea que llevará a cabo será la reubicación de la sección de soporte P6 de la ISS y el despliegue de sus paneles solares y del radiador de dispersión térmica.

"Resulta siempre muy gratificante ver cómo se pone en marcha una misión después de observar el duro trabajo que requiere su preparación", comenta Daniel Sacotte, Director de Vuelos Tripulados, Microgravedad y Programas de Exploración de la ESA. "Esta es una misión de gran importancia para Europa, ya que suministra a la ISS el elemento Node 2, de construcción europea y que facilitará el acoplamiento del laboratorio Columbus de la ESA en la siguiente misión que se envíe a la Estación".

Node 2, o "Harmony", que es el nombre que se le ha dado, es el segundo de tres elementos de interconexión de la Estación Espacial. Los nodos conectan los distintos módulos presurizados para permitir el paso de astronautas y equipos, además de proporcionarles importantes recursos, como energía eléctrica y control térmico y medioambiental.

El módulo Node 2 fue desarrollado por la NASA mediante contrato con la industria europea, de la que Thales Alenia Space es el principal proveedor. La ESA suministra este elemento a la NASA, junto con el Node 3, como retribución por el lanzamiento del Columbus con el sistema STS.

Imagen propiedad: ESA - S. Corvaja 2007

Fuente y más información: ESA

Telescopio Integral de la ESA cumple 5 años

Wednesday, October 17, 2007

El telescopio espacial europeo lleva cinco años desvelando el universo más violento. Este miércoles, 17 de octubre, el telescopio de rayos gamma de la Agencia Espacial Europea (ESA), Integral, cumple 5 años. Integral lleva cinco años observando los fenómenos más energéticos del universo, descubriendo lo inesperado y ayudando a entender lo desconocido.

Integral fue lanzado el 17 de Octubre de 2002. Desde entonces ha demostrado ser el instrumento más completo y sensible para observar una faceta del cosmos aún relativamente poco conocida, la de los fenómenos más violentos o, en otras palabras, los que implican más liberación de energía.

Los rayos gamma son la radiación más energética que existe. Si esta radiación llegara a la superficie terrestre resultaría letal, así que hay que agradecer a la atmósfera el que actúe de barrera. Pero que la radiación gamma no atraviese la atmósfera implica que para estudiar los objetos y fenómenos que la emiten hay que recurrir a telescopios espaciales, que observen desde fuera de nuestro ‘escudo protector’.

El telescopio de rayos gamma de la ESA, Integral, es el más avanzado jamás lanzado. Puede detectar radiación procedente de objetos que la emitieron poco después del origen del universo, el Big Bang.

Desde el primer momento este satélite ha facilitado a los científicos entender el universo de los rayos gamma - desde los átomos que forman toda materia, hasta los objetos más densos del universo, pasando por agujeros negros gigantes o las explosiones más violentas conocidas como los ‘estallidos de rayos gamma’, fenómenos en que se emite la mayor cantidad de esta radiación de muy alta energía. Su causa aún no está del todo clara; contribuir a hallarla es de hecho un importante objetivo para Integral.

Pero además, Integral estudia otros fenómenos donde también se libera mucha energía. Integral detecta, por ejemplo, el intensísimo último grito de la materia mientras cae dentro de un agujero negro, o la aniquilación de materia y antimateria en las proximidades del centro de nuestra galaxia.

Las observaciones con Integral en estos cinco años han permitido avanzar mucho en el conocimiento de cómo nacen y mueren las estrellas en nuestra galaxia; de los agujeros negros y las estrellas de neutrones –los objetos más compactos que existen-; y, por supuesto, de las violentísimas explosiones de rayos gamma.

Según Christoph Winkler, Project Scientist de la misión Integral “El Integral ha jugado un papel imprescindible en la astronomía moderna de rayos gamma. Mucho ha ocurrido en estos cinco años, pero todavía ha de venir mucho más”.

ESPAÑA JUEGA UN GRAN PAPEL EN LA MISION INTEGRAL

El Centro de Operaciones Científicas del Integral se encuentra en ESAC el Centro Europeo de Astronomía Espacial de la Agencia Europea del Espacio situado en Villafranca del Castillo, en la localidad de Villanueva de la Cañada, Madrid. Desde allí, el equipo de científicos define y planifica todo el programa de observación del Integral. También desde allí el Jefe Científico tiene la responsabilidad de gestionar el plan de alertas para los “Target of Opportunity” (objetivos de oportunidad), fenómenos astronómicos de interés científico tan importante que justifican el interrumpir o cambiar el programa de observación.

Integral lleva a bordo cuatro instrumentos: una cámara de rayos gamma; otra de rayos X; un espectrómetro y una cámara óptica. La contribución española ha consistido en desarrollar el sistema de formación de imágenes en los instrumentos de rayos gamma y X; y en liderar el desarrollo y la construcción de la cámara óptica, la OMC. Los grupos de investigación españoles más activos en astronomía de altas energías están en el Laboratorio de Astrofísica Espacial y Física Fundamental (INTA); en la Universidad de Valencia; en la Universidad de Barcelona; en el Instituto de Física de Cantabria y en el Instituto de Astrofísica de Andalucía.

Imágenes propiedad: ESA/ D. Finkbeiner / INTEGRAL, V. Beckmann, ISDC Geneva/ (Illustration by AOES Medialab)

Fuente: ESA

Galaxia "Dorian Gray"

El Telescopio Espacial Hubble de la NASA ha realizado unas observaciones sobre la galaxia denominada "Yo Zwicky 18", descartando la posibilidad de que sea una galaxia joven en el universo cercano, como se creía hasta el momento. En realidad puede ser considerado un adulto, cuyo aspecto es joven y que se parece a galaxias típicamente encontradas sólo en el temprano Universo. Sin embargo, el Hubble ha encontrado estrellas débiles, más viejas dentro de esta galaxia, sugiriendo así que "Yo Zwicky 18" podría haberse formado al mismo tiempo que otras muchas galaxias.

Los datos del telescopio Hubble también han permitido a los astrónomos identificar por primera vez estrellas variables Cefeídas en "Yo Zwicky 18". El brillo de este tipo de estrellas ha sido utilizado además, para determinar la distancia a la que se encuentra "Yo Zwicky 18" de nosotros, se halla aproximadamente a 59 millones de años luz de la Tierra, casi 10 millones de años luz más distante de lo que se creía.

Imagen propiedad: NASA, ESA, and A. Aloisi (Space Telescope Science Institute and European Space Agency, Baltimore, Md.)

Fuente: Hubble

Caja de joyas estelar

Sunday, October 14, 2007

Miles de estrellas jóvenes brillantes se encuentran en el interior de la gigantesca nebulosa NGC 3603, formando uno de los racimos de estrellas más masivos que existen en la Vía Láctea.

NGC 3603, es una región de formación de estrellas situado en uno de los brazos espirales de la Vía Láctea, llamado Carina. Localizada a 20,000 años luz de distancia de nosotros, la imagen revela las diferentes etapas en el ciclo de vida de las estrellas.

Vientos poderosos de radiación ultravioleta y proveniente de las estrellas más azules y más calientes, han hecho volar una gran burbuja alrededor del racimo. Moviéndose en la nebulosa circundante, este torrente de radiación, esculpió los altos tallos oscuros de gas denso, que se integran a las paredes de la nebulosa. Estos monolitos gaseosos, tienen una extensión de varios años luz y señalan el racimo central. Los tallos pueden ser incubadoras para nuevas estrellas.

A una escala más pequeña, un racimo de nubes oscuras llamadas glóbulos "Bok" residen en lo alto, y se puede observar en la esquina derecha de la imagen. Estas nubes están compuestas de gas y polvo denso que son aproximadamente entre 10 y 50 veces más masivas que el Sol. Pareciéndose al capullo de un insecto, un glóbulo Bok puede sufrir un derrumbamiento gravitacional en el camino hacia la formación de nuevas estrellas.

La nebulosa fue descubierta por Sir John Herschel en 1834.

Imagen propiedad: NASA, ESA, and the Hubble Heritage (STScI/AURA)-ESA/Hubble Collaboration

Fuente: NASA

Nota del Editor:

Quiero agradecer muy especialmente a los señores/as de elmundo.es la publicación del siguiente artículo, en el que se hace mención de este blog de Astronomía.

Blog de la semana en elmundo.es AULA

Nueva molécula en Venus posible causa del efecto invernadero

Wednesday, October 10, 2007

Los científicos planetarios en ambos lados del Atlántico han detectado una molécula catalogada de rara, en las atmósferas tanto de Marte como de Venus. La molécula, una forma exótica de dióxido de carbono, podría afectar al mecanismo del efecto invernadero sobre Venus. El descubrimiento está siendo anunciado hoy en la reunión anual de la División de la Sociedad Americana Astronómica de Ciencias Planetarias en el Orlando, Florida.

El misterio comenzó en abril de 2006, poco después de la llegada de la sonda Venus Express de3 la ESA a Venus, el segundo planeta del Sistema Solar. Mientras tanto un equipo europeo incluyendo a miembros de Francia, Bélgica y Rusia liderados por Jean-Loup Bertaux, utilizaba el Espectrómetro Infrarrojo Atmosférico (SOIR) para medir ocultaciones solares.

Para hacer esto, el instrumento observa conjuntamente el Sol detrás de Venus, permitiendo a los científicos para estudiar el modo que las longitudes de onda específicas de luz son absorbidas por la atmósfera del planeta. Estas longitudes de onda y el nivel de absorción otorgan la identidad y la cantidad de gases en la atmósfera.

El equipo vio una huella no identificada en 3.3 micrómetros en la región media infrarroja del espectro. "Era visible y sistemático, aumentando con la profundidad en la atmósfera, durante la ocultación, entonces sabíamos que era verdadero," dice Bertaux.

El equipo mantuvo su descubrimiento confidencial mientras intentaban identificar la molécula responsable. Ellos pensaron al principio que debía ser una molécula orgánica. Estas moléculas contienen carbón e hidrógeno. Sin embargo, ninguna de las moléculas orgánicas conocidas, coinciden con las de las observaciones.

En diciembre de 2006, Mike Mumma del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, en Maryland, investigó si el equipo de SOIR veía algo especial sobre Venus en 3.3 micras. Él había descubierto una huella espectral no identificada en aquella longitud de onda, utilizando telescopios en Hawai orientados hacia Marte. Los dos equipos compararon las huellas de la absorción: eran idénticos.

Esto era una gran pista. Tanto las atmósferas de Marte como de Venus están compuestas de dióxido de carbono en un 95 %, aunque la atmósfera de Venus sea mucho más espesa que la de Marte. El equipo americano sugirió que la huella pudiera venir de un isótopo de dióxido de carbono, donde un átomo de oxígeno es "normal", con ocho protones y ocho neutrones, mientras el otro tiene ocho protones y diez neutrones. Tal isótopo se encuentra en el 1 % del dióxido de carbono sobre la Tierra aproximadamente, el resto contiene dos átomos de oxígeno normales.

Sin embargo, nadie antes había visto la molécula absorber en 3.3 micrometros. Una investigación por tres grupos independientes, uno conducido por Mumma en América, Sergei Tashkun y Valery Perevalov en la Universidad de Tomsk, Rusia, y Richard Dahoo en el Servicio d'Aéronomie du CNRS, Francia, llegaron a la misma conclusión. La huella podría ser causada por una transición rara sólo posible en el isótopo.

Los pesos diferentes de los átomos de oxígeno, permiten a la molécula para cambiar su vibración de dos modos simultáneamente, mientras que las moléculas normales sólo pueden cambiar un estado a la vez.

Esta transición rara le permite absorber aún más energía y contribuir aún más al efecto invernadero sobre el planeta Venus. Sobre la Tierra, sin embargo, hay 250.000 veces menos dióxido de carbono y su contribución adicional al efecto invernadero de la Tierra será pequeña.

Imágenes propiedad: ESA

Fuente: ESA

Chandra observa la nebulosa de Orión

Tuesday, October 9, 2007

A una distancia aproximada de 1,500 años luz, la nebulosa de Orión es una de las regiones de formación de estrella más cercanas a la Tierra. Esto hace de Orión (región favorita de muchos astrónomos aficionados y observadores de cielo ocasional) una ubicación excelente para estudiar como nacen las estrellas y cual es su desarrollo durante la primera etapa de la vida estelar. En esta imagen, la región central de Orión puede observarse como nunca antes, gracias al poder de resolución de los telescopios Chandra y Hubble de la NASA.

Las fuentes brillantes parecidas a puntos azules, corresponden a estrellas que están floreciendo y son capturadas con una larga serie de observaciones por el telescopio de rayos X Chandra.

Estas observaciones, casi continuas durante 13 días, permitieron a los astrónomos supervisar la actividad de estrellas parecidas a un Sol, con una edad de entre 1 y 10 millones de años. En las estrellas observadas se ha comprobado que su intensidad de rayos X es mucho mayor que nuestro Sol a día de hoy. Esto sugiere que nuestro Sol tuvo muchos arrebatos enérgicos y violentos cuando era mucho más joven. Los filamentos tenues (rosado y púrpura) son las nubes de gas y polvo observados por el telescopio Hubble luz óptica. Este gas y polvo, un día se condensarán en los discos de material de los cuales nacerán futuras generaciones de estrellas.

Imagen propiedad: X-ray: NASA/CXC/Penn State/E. Feigelson et al. Optical: NASA/STScI

Fuente: NASA

La ESA rinde homenaje a los 50 años de la era espacial

Friday, October 5, 2007

Hace 50 años, en la noche del 4 de Octubre, el primer Beep-Beep del Sputnik llego a la Tierra desde el espacio, dando comienzo a una nueva era para los hombres.

Satélites y sondas espaciales han dado un giro radical a nuestra forma de vida, han convertido el planeta en una ciudad global, donde información incalculable está a nuestra alcance en cualquier lugar en cualquier momento.

El planeta se ha hecho más pequeño y nuestra percepción del mismo también ha cambiado. Gracias a la teledetección y la observación de la Tierra, ahora podemos conocer mejor nuestro medio ambiente y desarrollar estrategias basadas en el mejor conocimiento de la evolución de nuestro mundo.

Hemos explorado muchos planetas en el Sistema Solar, y nuestros instrumentos instalados en el espacio han ayudado a descubrir zonas remotas del Universo. Lo que parecía un cielo tranquilo, ha resultado ser un espacio violento y activo.

Hombres y mujeres han realizado con éxito exploraciones de otro mundo. Se han instalado en el espacio y han comenzado a trabajar desde allí. Al principio compitiendo unos con otros y actualmente con un espíritu global de cooperación y en búsqueda de la paz y del beneficio de la humanidad.

En la Tierra, ingenieros, científicos, técnicos e incluso políticos y en algunas ocasiones soñadores han trabajado juntos para convertir los sueños en realidad, cambiando nuestras vidas para siempre y esperamos que para bien.

La Agencia Espacial Europea (ESA) la ESA ha estado observando los logros obtenidos por esas personas claves en el espacio y describiendo la gran mayoría de avances que han sido capaces de alcanzar tanto en la ciencia y tecnología espacial, como el acceso a la observación de la tierra, y la exploración de los planetas y el universo profundo.

A través de esta web, puedes encontrar a la mayoría de esos pioneros del pasado y del presente.

50 años de la era espacial por la ESA

Imagen propiedad: ESA

Fuente: ESA

Cráter Victoria de Marte

Wednesday, October 3, 2007

Esta imagen capturada por la cámara panorámica del Rover Opportunity en la superficie Marte, muestra la vista del Cráter Victoria, desde el rover, situado en ese momento en la llamada "Duck Bay" o Bahía del Pato. El Opportunity alcanzó el Cráter Victoria el 27 de septiembre de 2006 después de atravesar 9.28 kilómetros desde su lugar de aterrizaje en el Cráter del Águila. El Cráter Victoria mide aproximadamente 800 metros, unas cinco veces más amplio que el Cráter Resistencia, y 40 veces el Cráter del Águila.

En la zona izquierda de la imagen se aprecia la cara del sur de un alto de 6 metros de altura, denominado Cabo Verde, situado en la pared interior del Cráter Victoria. El alto de la cara norte denominado Cabo Frío, tiene unos 15 metros de altura y está compuesto por rocas. En el momento de la captura de la imagen el Rover Opportunity se encontraba a unos 50 metros del cuadro de la imagen. La composición de la imagen se realizó entre el 28 y 29 de septiembre de 2006.

Imagen propiedad: NASA/JPL-Caltech

Fuente: NASA

Fans Facebook

Astrofotos on Facebook