La Tierra y el Endeavour

Monday, November 24, 2008

El Transbordador Espacial Endeavour y el brazo robótico Canadarm2, de la Estación Espacial Internacional, aparecen en primer plano en esta imagen, mientras el vehículo espacial se acopla a la ISS. En el fondo de la imagen, una Tierra azul y blanca, junto con la oscuridad del espacio, proporcionan el telón para esta escena espacial de la misión STS-126 de la NASA.

Imagen propiedad: NASA

Fuente: NASA

Últimos resultados del telescopio espacial infrarrojo Akari

Saturday, November 22, 2008

El telescopio espacial infrarrojo Akari, una misión de la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa Akari con participación de la ESA, ha generado numerosos resultados nuevos. La misión ha estado revelando secretos del universo frío y polvoriento, desde salpicaduras en los ríos de gas y polvo cósmico a restos de supernovas. El Centro de Astronomía y Ciencia Espacial ESAC, de la ESA, cerca de Madrid, tiene un papel esencial en el procesado de los datos de la misión Akari, así como en el apoyo a astrónomos europeos que han obtenido tiempo de observación con este telescopio espacial.

‘Salpicones’ en el medio interestelar

El espacio está permeado del llamado ‘medio interestelar’, una mezcla tenue de gas y pequeñas partículas sólidas conocidas como polvo. A medida que las estrellas envejecen emiten al espacio gas y polvo en un flujo conocido como viento estelar, que eventualmente se combina con el medio interestelar. En la frontera entre el viento estelar y el medio interestelar las condiciones de presión y densidad cambian drásticamente, creando una onda de choque. Las observaciones de Akari de la estrella Betelgeuse, una súper-gigante roja brillante situada en la constelación de Orión a unos 640 años luz de la Tierra, muestran cómo la estrella genera una gran salpicadura en su avance por el medio interestelar, que crea una onda de choque. Los investigadores han observado en torno a la estrella un intenso flujo del medio interestelar, que procede de las regiones de formación estelar en el Cinturón de Orión.

Las estrellas se forman a partir del medio interestelar, que se condensa y comprime, gracias a que estrellas viejas como Betelgeuse expulsan materia a su entorno y lo enriquecen. Este proceso se repite generación tras generación de estrellas, y contribuye a la evolución química del universo. Akari ha detectado varios frentes de choque, cuya investigación ayudará a entender cómo se produce el ‘reciclado cósmico’ de materia.

El misterio del polvo perdido

Los cúmulos globulares son grupos esféricos de cien mil a un millón de estrellas que se encuentran a lo largo y ancho de nuestra galaxia y de otras galaxias. Procesos de formación estelar desencadenaron hace unos diez mil millones de años la formación de estos cúmulos globulares, cuyas estrellas son por tanto muy viejas.

Las estrellas viejas a menudo expulsan grandes cantidades de gas y polvo al medio interestelar, lo cual da lugar, eventualmente, a una nueva generación de estrellas y planetas. Así que los científicos esperaban detectar polvo frío en los 12 cúmulos globulares observados con Akari. Pero las observaciones de alta sensibilidad llevadas a cabo con el instrumento FIS (Far-Infrared Surveyor) a bordo de Akari no han hallado evidencias de la presencia de polvo frío en ninguno de los cúmulos. Una posibilidad es que el polvo haya caído sobre la superficie estelar. Pero este proceso llevaría mucho más de millones de años. Las nuevas observaciones de Akari plantean por tanto nuevas preguntas a los astrónomos.

Polvo cálido en remanentes de supernovas

Al final de sus vidas las estrellas masivas estallan de forma catastrófica, devolviendo al espacio una gran cantidad de energía y elementos pesados. Los científicos creen que la explosión destruye los granos del polvo interestelar circundante, dejando tras de sí un remanente de supernova cuyo estudio ayuda a entender no sólo la explosión sino también su papel en la evolución del medio interestelar.

El estudio del medio interestelar es importante porque ese mismo polvo es la semilla de otra estrella, así como de otro planeta como la Tierra. La Gran Nube de Magallanes es una galaxia compañera de la Vía Láctea situada a una distancia de 160.000 años luz de la Tierra. Su relativa cercanía y posición única permite observar la galaxia entera desde la Tierra, y la posibilidad de estudiar el medio interestelar.

Las observaciones de Akari de unos ocho de los 20 remanentes de supernova catalogados en esa región han revelado detalles inesperados. Akari ha encontrado que los remanentes de supernova en la Gran Nube de Magallanes están rodeados por un polvo templado desconocido hasta ahora. Esto sugiere que algunos granos de polvo sobreviven tras la explosión de la supernova.

Los datos de Akari, convenientemente analizados, mejorarán mucho nuestro conocimiento sobre los remanentes de supernova, así como sobre su influencia en los alrededores, incluidos los granos de polvo. Akari fue lanzado el 21 de Febrero de 2006 y comenzó sus observaciones científicas en Mayo de 2006.

El helio que lleva a bordo se agotó el 26 de Agosto de 2007, y la nave entró en una nueva fase de la misión. El helio líquido mantenía a Akari lo bastante frío como para que pudiera observar en el infrarrojo lejano. Durante la actual ‘fase templada’ están siendo aprovechados el instrumento que ha ‘sobrevivido’ al agotamiento del helio, y que puede observar a una temperatura más alta en el infrarrojo cercano -enfriados sólo con el sistema de enfriamiento mecánico-

Akari completó su periodo de vida operativa ‘fría’ previsto, de 550 días. Durante este tiempo llevó a cabo observaciones de barrido que cubrieron aproximadamente el 94% de todo el cielo, abarcando más longitudes de onda y con mayor resolución espacial que el telescopio que le precedió en la tarea, IRAS. La primera versión del catálogo resultante acaba de ser enviado a los Equipos del Proyecto. Se prevé publicar el catálogo en otoño de 2009. Akari realizó también más de 5.000 observaciones individuales.

Akari es una misión de JAXA con la participación de varios socios, como la Universidad de Nagoya; la Universidad de Tokio y el Observatorio Astronómico Nacional (Japón); la Agencia Espacial Europea (ESA); el Imperial College de Londres; la Universidad de Sussex y la Open University (Reino Unido); la Universidad de Groningen/SRON (Países Bajos); y la Universidad Nacional de Seúl (Corea). Los detectores para el infrarrojo lejano han sido desarrollados en colaboración con el Instituto Nacional de Información y Tecnologías de la Comunicación (Japón).

El papel de ESAC

El Centro de Operaciones Espaciales de la ESA (ESOC), en Darmstadt, Alemania, se ocupó del soporte de tierra a través de su estación en Kiruna, siguiendo varios pases al día durante la fase fría de la misión. El Centro de Astronomía y Ciencia Espacial ESAC, de la ESA, cerca de Madrid, proporciona experiencia y ayuda para el procesado de los datos de barrido celeste, mediante la técnica ‘pointing reconstruction’, que permite determinar de forma precisa la posición astronómica de cada una de las fuentes detectadas. El objetivo es acelerar la producción del catálogo de fuentes como legado para las misiones Herschel y Planck.

ESAC proporciona también ayuda a astrónomos europeos que han obtenido tiempo de observación con Akari. El 10% del tiempo de observación obtenido con esta colaboración ha resultado en 400 observaciones en la fase fría que cubren diversos campos de la astronomía, desde cometas a cosmología. En Mayo de 2008 se lanzó una segunda convocatoria para 700 observaciones en el primer año de la fase cálida. Las observaciones de Tiempo Abierto, incluidas las europeas, han empezado el 15 de Octubre de 2008.

Imágenes propiedad: ESA, Ueta et al, PASJ, 2008/JAXA/

Fuente: ESA

La ESA en Youtube

Wednesday, November 12, 2008

La Agencia Espacial Europea ha creado su propio sitio en YouTube, en una iniciativa destinada a establecer una comunicación aún más amplia con el público a través de los canales de comunicación social más actuales. El canal de la ESA en YouTube, que se presentará oficialmente el 5 de Noviembre, forma parte de una nueva estrategia de comunicación que aportará un rostro más “humano” a la labor desempeñada por la ESA. La popularidad creciente de los medios de comunicación basados en Internet y los canales de interconexión en red, como YouTube, Facebook y LinkedIn, permiten a la ESA llegar a nuevos públicos de importancia y atraerlos a las producciones de la ESA mediante recursos novedosos.

Uno de los temas del último canal de la ESA es que el avance espacial es impulsado por personas, como los científicos e ingenieros de la ESA, los trabajadores de la industria espacial europea, los estudiantes apasionados por el espacio, o el público general con su curiosidad. Habrá clips musicales, vídeos producidos para exposiciones y otros elementos que ofrecerán una visión general de la ESA y reflejarán las maravillas del espacio.

Peter Hulsroj, Director de Asuntos Jurídicos y Relaciones Exteriores de la ESA, comentó: “El canal de la ESA en YouTube expresa claramente que la Agencia Espacial Europa sigue de cerca las tendencias mundiales en comunicación y que estamos desarrollando nuevos medios para publicar más información y aumentar el conocimiento del espacio entre la gente. La comunicación desempeña un papel fundamental para los Estados Miembros europeos, que aprovechan las inversiones realizadas en la Agencia.

Poseemos un tesoro de información que es de gran interés para el público. Sería una pena que ese tesoro sólo estuviera a disposición de los especialistas. En última instancia son los ciudadanos quienes nos financian con sus impuestos, por lo que estamos obligados a hacerles llegar el “espacio”. Este nuevo canal es uno de los medios para cumplir con esa obligación. El aspecto maravillosamente atractivo del espacio es de gran importancia para la juventud. Al distribuir el mensaje por YouTube llegaremos sin duda a ese público, utilizando una de sus herramientas de comunicación favoritas. Sin duda, el “espacio” también está de moda”.

La ESA expondrá periódicamente nuevos clips con información sobre las actividades espaciales, presentándola con un estilo fácilmente reconocible. De ese modo se ofrecerán nociones sobre temas relacionados con el espacio y con la labor realizada por la ESA, fácilmente asimilables por quienes no son especialistas en cuestiones espaciales. Los visitantes también podrán dejar sus comentarios y evaluar el contenido de la ESA en YouTube.

Imagen propiedad: ESA

Fuente: ESA

Nebulosa de la Cabeza de Bruja

Tuesday, November 11, 2008

Como el propio nombre implica, esta nebulosa de reflexión asociada con la estrella Rigel, se asemeja a una vieja arpía de un cuento de hadas. Formalmente conocida como IC 2118, situada en la constelación Orion, la Nebulosa de la Cabeza de la Bruja brilla principalmente por la luz reflejada de las estrellas. El color de esta nebulosa muy azulada está causado no sólo por el color azul de su estrella, sino también porque los granos de polvo reflejan la luz azul de una manera más eficiente que el rojo. Un proceso físico similar, hace que el cielo del día de la Tierra aparezca azul.

Imagen propiedad: NASA/STScI Digitized Sky Survey/Noel Carboni

Fuente: NASA

Fobos visto por Mars Express

Saturday, November 1, 2008

La ciencia espacial europea está cada vez más próxima a desentrañar los misterios del origen de Fobos, la más grande de las dos lunas marcianas. Una serie de encuentros cercanos de la nave Mars Express de la ESA han permitido verificar casi de forma definitiva que el satélite está compuesto por una ‘pila de escombros’, en lugar de tratarse de un bloque homogéneo. Sin embargo, la procedencia de tales restos sigue siendo un misterio.

A diferencia de la Tierra y su único satélite de grandes dimensiones, Marte cuenta con dos lunas pequeñas. La mayor es Fobos, un pedazo irregular de roca espacial que mide sólo 27 x 22 x 19 kilómetros.

En verano, la Mars Express realizó una serie de pasadas a corta distancia de Fobos, y en casi todas ellas captó imágenes con su cámara estéreo de alta resolución (HRSC). Un equipo dirigido por Gerhard Neukum, de la Universidad Libre de Berlín, utiliza estos datos y otros recopilados con anterioridad para elaborar un modelo tridimensional más preciso de Fobos, que ayudará a determinar su volumen con mayor exactitud.

Además, durante una de las aproximaciones más cercanas, el equipo del Experimento Mars Express Radio Science (MaRS), que dirige Martin Pätzold (Rheinisches Institut fuer Umweltforschung de la Universidad de Colonia) monitorizó cuidadosamente las señales de radio de la nave y grabó los cambios de frecuencia producidos por la atracción que la gravedad de Fobos ejercía sobre la Mars Express.

Estos datos están ahora en manos de Tom Andert (Universität der Bundeswehr, Munich) y Pascal Rosenblatt (Real Observatorio de Bélgica), ambos miembros del equipo MaRS, quienes calcularán la masa precisa de la luna marciana. "El equipo estima en la actualidad que la masa de Fobos es de 1,072 10 16 kg, esto es, una milmillonésima parte de la masa de la Tierra"

Una vez puestos en común los datos de masa y los de volumen, los equipos podrán calcular la densidad, información que terminará siendo una importante pista para conocer cómo se formó la luna.

Imagen propiedad: ESA/ DLR/ FU Berlin (G. Neukum)

Fuente: ESA

Fans Facebook

Astrofotos on Facebook