Marte en 3D

Saturday, February 28, 2009

Imagen del planeta Marte en 3D Esta es la primera imagen tridimensional del Polo Norte de Marte, obtenida en 1999, y que permite a los científicos estimar el volumen de la capa de hielo con una precisión sin precedentes. También permitirá estudiar sus variaciones superficiales y las alturas de nubes en la región, por primera vez. Aproximadamente 2.6 millones de medidas de pulso de láser, fueron montadas en una rejilla topográfica del Polo Norte con una resolución espacial de 0.6 millas (un kilómetro) y una exactitud vertical de 15-90 pies (5-30 metros).

Esta imagen fue generada el por el Altímetro de Láser del Orbitador de Marte, llamado MOLA, un instrumento que estaba a bordo de la Mars Global Surveyor de la NASA.

Imagen: NASA/JPL/GSFC

Fuente: NASA

La NASA y la ESA establecen las prioridades para las misiones a los planetas exteriores

Tuesday, February 24, 2009

La NASA y la ESA han decidido emprender en primer lugar una misión para estudiar Júpiter y sus cuatro lunas; otra misión para visitar la mayor luna de Saturno, Titán, y Encelado, también está en los planes. La decisión fue tomada en una reunión en Washington la pasada semana. Los ambiciosos proyectos propuestos establecen el escenario para la exploración planetaria futura. Estas emblemáticas misiones a los planetas exteriores podrán eventualmente aclarar cómo se formó nuestro sistema solar, y si en alguno de sus rincones –además de en la Tierra- se dan condiciones para la vida.

Las misiones, llamadas Misión al Sistema Júpiter-Europa y Misión al Sistema Saturno- Titán, son el resultado de fusionar conceptos de misión independientes de la NASA y la ESA. La NASA estudió cuatro tipos de misión a lo largo de 2007, que pasaron a ser dos en 2008. Una de las misiones finalistas fue una nave orbital a Europa, que exploraría esta luna helada de Júpiter y el océano que tal vez existe bajo su superficie. La otra es una nave que se situaría en órbita de la mayor luna de Saturno, Titán.

La ESA, por su parte, también puso en marcha en 2007 un concurso para seleccionar las que habrían de ser sus misiones científicas emblemáticas para el periodo 2015-2025, dentro del programa Visión Cósmica. Fueron seleccionadas dos misiones finalistas, llamadas Laplace y Tandem, para su estudio en profundidad. La propuesta de Laplace comprendía un grupo de naves que orbitarían Júpiter y tal vez Europa, sobre la que eventualmente también aterrizarían. Tandem fue propuesta como un juego de naves para orbitar en torno a Titán y explorar su superficie, tras explorar la superficie de otra luna de Saturno, Encélado

Los ingenieros y científicos de la NASA y la ESA analizaron cuidadosamente estas propuestas de cara a la reunión de la pasada semana. La implementación de la estadounidense Misión al Sistema Júpiter-Europa, llamada Laplace en Europa, resultó ser la más factible, por lo que esta misión se llevará a cabo en primer lugar. Sin embargo, el Grupo de Trabajo sobre el Sistema Solar de la ESA concluyó que los méritos científicos de ambas misiones no podrían separarse. El grupo declaró, y la NASA aceptó, que ambas deberían pasar a la siguiente fase de estudio e implementación.

“Es una decisión en la que ganan todas las partes implicadas”, dijo Ed Weiler, administrador asociado del Directorado de Misiones Científicas de la NASA, en Washington. “Aunque se ha escogido la Misión al Sistema de Júpiter para ser lanzada en primer lugar, una misión al sistema de Saturno sigue siendo de alta prioridad para la comunidad científica”. Ambas agencias necesitarán realizar más estudios antes de proceder oficialmente con las misiones.

“Esta iniciativa conjunta supone un nuevo y maravilloso desafío de exploración, y será un hito en la ciencia planetaria del siglo XXI”, dijo David Southwood, Director de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA. “De lo que estoy especialmente seguro es de que la cooperación transatlántica que hemos mantenido y que mantendremos en el futuro entre Estados Unidos y Europa, entre la ESA y la NASA, y en nuestras respectivas comunidades científicas, es absolutamente correcta. Pongámonos manos a la obra”.

Nuevos planes de exploración en Júpiter y Saturno

La Misión al Sistema Júpiter-Europa usará dos naves orbitales robóticas para llevar a cabo estudios del planeta gigante gaseoso Júpiter y de sus lunas Io, Europa, Ganímedes y Calisto, con un detalle sin precedentes. La NASA construirá una nave, llamada inicialmente Jupiter Europa Orbiter. La ESA construirá la otra nave, que se llamará en un principio Jupiter Ganymede Orbiter. El lanzamiento de ambas está previsto para 2020, con lanzadores independientes y desde lugares distintos. Llegarán al sistema de Júpiter en 2026 y pasarán al menos tres años observando.

Europa, con su supuesto océano, es el lugar idóneo para estudiar las condiciones de habitabilidad en torno al gigante de gas. Ganímedes, la mayor luna del Sistema Solar, es además la única luna conocida con su propio campo magnético generado internamente, y se sospecha que también tiene un profundo océano de agua bajo la superficie. Los científicos llevan tiempo tratando de averiguar el origen de ese campo magnético. La Misión al Sistema de Júpiter incluye también entre sus objetivos clave a Io, el cuerpo con más intensa actividad volcánica del Sistema Solar, y a Calisto, con su superficie antigua y craterizada.

Las dos naves orbitales pasarán casi un año orbitando Europa y Ganímedes, respectivamente. Abordarán de forma sinérgica el estudio científico del sistema de Júpiter, para entender mejor su formación y evolución.

La Misión al Sistema Saturno Titán consistiría en una nave orbital de la NASA y un módulo de aterrizaje y un globo de investigación de la ESA. La compleja misión plantea diversos retos técnicos que exigen más estudio y desarrollos tecnológicos. La NASA seguirá estudiando y desarrollando estas tecnologías. La Academia Nacional en Washington está empezando a montar la ‘hoja de ruta’ de las nuevas misiones planetarias de la NASA para después de 2013. Por parte europea, los científicos interesados deberán enviar de nuevo la misión a Titán en la próxima convocatoria para propuestas de misión del programa Visión Cósmica.

El Directorado de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA gestionará la contribución europea a la misión a Júpiter. El JPL (Jet Propulsion Laboratory) de la NASA en Pasadena, California, gestionará las contribuciones de la NASA para el Directorado de Misiones de Ciencia de esta Agencia, en Washington.

Imágenes propiedad: NASA/ESA

Fuente: ESA

Telescopios Herschel y Planck, a punto para su lanzaminto en abril de 2009

Sunday, February 15, 2009

Los telescopios espaciales de la ESA Herschel y Planck, que estudiarán la formación de estrellas y galaxias y la radiación fósil del Big Bang, respectivamente, han completado con éxito sus campañas de ensayos en Europa. Las dos naves partirán pronto hacia el puerto espacial europeo en Kourou, en la Guayana francesa. El pasado 6 de Febrero la ESA revisó el estado de las naves y los resultados de los ensayos llevados a cabo a lo largo del pasado año. Tras la revisión se dio luz verde a los equipos de las misiones para el comienzo de las campañas de lanzamiento, la fase final de las acciones con las naves en Tierra.

La compañía Thales Alenia Space es la contratista principal de la nave Herschel, y ha dirigido el trabajo de numerosas empresas de toda Europa. Herschel y sus instrumentos han sido sometidos a rigurosos ensayos a lo largo de 2008 en el Centro de Investigación y Tecnología Espacial (ESTEC) en Noordwijk (Países Bajos). La nave, ahora ya preparada en su contenedor, será transportada a Kourou por avión el 11 de Febrero de 2009.

Los ensayos de Planck, construido también por Thales Alenia Space y sus subcontratistas, fueron realizados inicialmente en Thales Alenia Space en Cannes (Francia) y en ESTEC. Los ensayos finales se llevaron a cabo en las instalaciones del Centro Espacial de Lieja (Bélgica). La nave será transportada a Kourou por avión el 18 de Febrero de 2009.

Una vez en el Centro Espacial de Guayana las dos naves serán sometidas a los ensayos finales y serán preparadas para el lanzamiento. Herschel y Planck serán lanzadas en una configuración dual por un cohete Ariane ECA el 16 de Abril de 2009.

Imágenes propiedad: ESA (Image by AOES Medialab)

Fuente: ESA

COROT descubre el planeta extrasolar más pequeño que se conoce, con una superficie que permite caminar por ella

Sunday, February 8, 2009

COROT, una misión a cargo del CNES con participación de la ESA, ha hallado el planeta de tipo terrestre más pequeño jamás detectado fuera del Sistema Solar. El tamaño del sorprendente planeta es menos del doble que el de la Tierra y gira en torno a una estrella similar al Sol. Tiene una temperatura tan elevada que es posible que se encuentre cubierto de lava o de vapor de agua. Hasta ahora se han descubierto unos 330 exoplanetas, en su mayoría gigantes gaseosos con características similares a las de Júpiter y Neptuno.

El nuevo hallazgo, COROT-Exo-7b, es diferente: su diámetro es menor que el doble del de la Tierra y describe una órbita completa alrededor de su estrella cada 20 horas. Se encuentra muy cerca de su sol y tiene una temperatura elevada, de entre 1.000 y 1.500 °C. Los astrónomos han detectado el nuevo planeta porque, al pasar ante su estrella central, provoca la disminución de su luz.

Se sigue estudiando la densidad del planeta: puede que sea rocoso, como la Tierra, y cubierto de lava líquida. También podría pertenecer a un tipo de planetas que se suponen constituidos por agua y rocas a partes casi iguales. Por las elevadas temperaturas que se han detectado, el planeta podría ser un lugar ardiente y húmedo.

“La localización de un planeta tan pequeño no fue del todo sorprendente”, comentó Daniel Rouan, investigador del Observatoire de París Lesia, responsable del proyecto junto con Alain Léger, del Institut d’Astrophysique Spatiale (París, Francia). “COROT-Exo-7b pertenece a una clase de objetos cuya existencia había sido predicha ya hace algún tiempo. COROT se diseñó precisamente con la esperanza de descubrir alguno de ellos”, añadió.

Muy pocos de los planetas extrasolares hallados hasta la fecha tienen una masa parecida a la de la Tierra y a los demás planetas de tipo terrestre: Venus, Marte y Mercurio. Esto se debe a que los planetas de características terrestres son muy difíciles de detectar. La mayoría de los métodos utilizados hasta ahora son indirectos y sensibles a la masa del planeta, mientras que COROT puede medir directamente el tamaño de su superficie, lo cual es una ventaja. Además, el hecho de que Corot esté en el espacio permite observar ininterrumpidamente durante más tiempo que desde tierra.

Este hallazgo es importante porque las mediciones recientes han indicado la existencia de planetas de masa pequeña, pero su tamaño era desconocido hasta ahora. La estructura interna de COROT-exo-7b intriga especialmente a los científicos; no están seguros de si se trata de un ‘planeta oceánico’, un tipo de planeta cuya existencia nunca se ha confirmado. En teoría, esos planetas estarían al principio cubiertos parcialmente de hielo. Después se desplazarían hacia su estrella, y el hielo se derretiría cubriéndolos de líquido.

"Este descubrimiento es un paso muy importante para entender la formación y evolución de nuestro planeta", explicó Malcolm Fridlund, científico del proyecto COROT de la ESA. “Por primera vez hemos detectado sin lugar a dudas un planeta que es "rocoso" en el mismo sentido que la Tierra. Ahora deberemos conocer mejor ese objeto para situarlo en su contexto y continuar nuestra búsqueda de objetos más pequeños y parecidos a la Tierra mediante COROT", añadió.

Imágenes propiedad: ESA/CNES

Fuente: ESA

Supernova N63A

Tuesday, February 3, 2009

Una masa violenta y caótica de gas y polvo, aparece en esta imagen capturada por el Telescopio Espacial Hubble de una de un remanente de supernova cercana. Llamada N 63A, este objeto corresponde a los restos de una estrella masiva que explotó, expulsando sus capas gaseosas hacia el exterior en una región que ya era turbulenta.

Este remanente de supernova es un miembro de N 63, una región de formación de estrellas en la Gran Nube de Magallanes (LMC). Visible del hemisferio austral, LMC es una galaxia irregular que está a 160,000 años luz de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea. El LMC proporciona ejemplos excelentes de formación de estrellas activas y remanentes de supernovas para que puedan ser estudiados por el Hubble.

En unos millones de años y debido a que la remante se encuentra en una región donde las estrellas aún se están formando, puede incorporarse al proceso de formación de planetas alrededor de estrellas similares al sol. Esta situación reflejaría la temprana historia de nuestro sistema solar.

Imagen propiedad: NASA, ESA, HEIC, and The Hubble Heritage Team (STScI/AURA)Acknowledgment: Y.-H. Chu and R. M. Williams (UIUC)

Fuente: NASA

Fans Facebook

Astrofotos on Facebook