Las sondas espaciales Voyager 1 y 2 visitaron Saturno hace 30 años

Saturday, November 13, 2010

Ed Stone, científico del proyecto para la misión Voyager 1 y 2 de la NASA, recuerda la primera vez que vio la forma retorcida en uno de los anillos más estrechos de Saturno. Fue el día en que la sonda espacial Voyager 1 realizó su máximo acercamiento al planeta gigante de los anillos, hace 30 años. Los científicos de todo el mundo, frente de los monitores de televisión, han estado estudiando minuciosamente las imágenes y los datos, todos los días, durante este período desde el Jet Propulsion Laboratory de la NASA en Pasadena, California.

Las innumerables partículas que comprenden los anillos de Saturno, se encuentran en órbitas casi circulares alrededor de Saturno. Por lo tanto, fue una sorpresa descubrir que el anillo F, descubierto tan sólo un año antes por las sondas Pioneer 11 de la NASA, había grupos rebeldes y oscilaciones.

"Estaba claro que la sonda Voyager nos enseñó a un Saturno diferente", dijo Stone, ahora con base en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena. "Una y otra vez, la nave reveló cosas inesperadas para muchos, que a menudo tomó días, meses e incluso años para descubrirlas."

La curiosidad del anillo F fue sólo uno de los muchos fenómenos extraños descubiertos en los encuentros cercanos de Voyager con Saturno, que se produjo el 12 de noviembre de 1980, por la sonda Voyager 1, y el 25 de agosto 1981, por la sonda espacial Voyager 2. Las naves Voyager tenían la responsabilidad de encontrar seis lunas pequeñas y revelar el terreno de Encelado que tenía que presentar algún tipo de actividad geológica.

Las imágenes de los dos encuentros también desvelaron las tormentas de Saturno, que se producen en la turbulenta atmósfera del planeta, y que no había aparecido nuca dsede las observaciones con telescopios terrestres. Los científicos utilizaron los datos de las sondas Voyager para resolver un debate sobre si Titán tenía una atmósfera gruesa o delgada, encontrando que Titán estaba cubierto de una espesa niebla de hidrocarburos, una atmósfera rica en nitrógeno. El hallazgo llevó a los científicos a predecir que podrían ser mares de metano líquido y etano en la superficie de Titán, dato que se ha confirmado recientemente con la misión Cassini en Saturno.

"Cuando miro hacia atrás, me doy cuenta de lo poco que realmente sabía acerca del Sistema Solar antes de Voyager", agregó Stone. "Hemos descubierto cosas que no sabíamos que estaban ahí, así una y otra vez."

De hecho, las Voyager suscitaron tantas nuevas preguntas que otra sonda espacial fue enviada para investigar los misterios, la sonda Cassini de la NASA. Mientras que la Voyager 1 tiene realizó un vuelo de unos 126.000 kilómetros por encima de las nubes de Saturno y la sonda Voyager 2 se acercó lo más cerca a unos 100.800 kilometros, la sonda espacial Cassini ha sumergido a esta altura y algo menor en sus órbitas alrededor de Saturno desde su llegada en 2004.

Debido a la misión extendida de Cassini alrededor de Saturno, los científicos han encontrado explicaciones para muchos de los misterios visto por primera vez por la Voyager. Cassini ha descubierto un mecanismo para explicar el nuevo terreno de Encelado, que tiene fisuras bandas en su superficie helada, con chorros de vapor de agua y partículas orgánicas. El estudio reveló que Titán tiene lagos de hidrocarburos líquidos en su superficie (metano) y mostró lo similar a la Tierra que la luna es en realidad. Los datos de Cassini también han resuelto cómo dos pequeñas lunas descubiertas por Voyager, Prometeo y Pandora, tiran del anillo F para crear su forma retorcida y las estelas con forma de bolas de nieve.

"Cassini está en deuda con la Voyager por sus descubrimientos fascinantes y por allanar el camino para la Cassini", dijo Linda Spilker, científico del proyecto Cassini en el JPL, que comenzó su carrera trabajando en la Voyager desde 1977 a 1989. "En la Cassini, todavía comparan nuestros datos con las Voyager y con orgullo de aprovecharse del patrimonio de las Voyager."

Pero las sondas Voyager dejaron algunos misterios que Cassini aún no ha resuelto. Por ejemplo, los científicos vieron por primera vez un patrón climático hexagonal revelado en las imágenes de las Voyager sobre el polo norte de Saturno. Cassini ha obtenido imágenes de mayor resolución del hexágono, que según creen los científicos es una onda muy estable en una de las corrientes de chorro que sigue estando 30 años más tarde, pero los científicos todavía no están seguros de qué fuerzas puedan mantener el hexágono tanto tiempo.

Aún más desconcertante es algo en forma de cuña, como nubes transitorias de partículas diminutas que la Voyager descubrió en órbita en el anillo B de Saturno. Los científicos las llaman "rayos" porque se veían como los radios de la bicicleta. Los científicos de Cassini han estado buscando en ellos desde que la primera nave espacial llegó. A medida que Saturno se acercó al equinoccio, el sol y la luz llegó a los anillos de canto y los radios volvieron a aparecer en la parte exterior del anillo B de Saturno. Pero los científicos de Cassini siguen probando sus teorías de lo que podría ser la causa de estas características extrañas.

"El hecho de que todavía hoy tenemos grandes misterios sobre Saturno, va a demostrar lo mucho que nos queda por aprender acerca de nuestro Sistema Solar", dijo Suzanne Dodd, gerente de las Voyager, con base en el JPL. "Hoy en día, la sondas espaciales Voyager continúan como pioneros que viajan hacia el borde de nuestro sistema solar y la sonda espacial Voyager entrará en el espacio interestelar , donde seguramente hará otros descubrimientos más inesperados, pero quizá no podamos verlo"

La sonda espacialVoyager 1, lanzada el 5 de septiembre de 1977, está actualmente a unos 17 millones de kilómetros de distancia del Sol. Es la nave más distante que se encuentra de nostros. La sonda espacial Voyager 2, lanzada el 20 de agosto de 1977, está actualmente a unos 14 mil millones de kilómetros de distancia del sol.

Las Voyagers fueron construidas por el JPL, que continúa controlando ambas naves. La misión Cassini-Huygens es un proyecto cooperativo de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Italiana. JPL gestiona Cassini para la NASA. El orbitador Cassini y sus dos cámaras de a bordo fueron diseñadas, desarrolladas y ensambladas en el JPL.

Más información sobre las sondas Voyager está disponible en: http://www.nasa.gov/voyager y http://voyager.jpl.nasa.gov/.

Más información sobre la misión Cassini está disponible en: http://www.nasa.gov/cassini y http://saturn.jpl.nasa.gov/.

Imagen propiedad: NASA/JPL and NASA/JPL/SSI

Fuente: NASA

1 comment

Liou said...

Interesante...

7:50 PM

Fans Facebook

Astrofotos on Facebook